29 de abril de 2015

QOTM: ¿Puede una asociación prohibirle a un propietario poner objetos religiosos en su propiedad?

MARTICA:

La respuesta se encuentra tanto en los estatutos del Estado de la Florida como en los documentos rectores de la comunidad.   Por ejemplo, en un marco de condominio, la propiedad que se encuentra fuera de los límites de la unidad se define como ‘common elements” o elementos comunes, que pertenecen y son compartidos por todos los propietarios en esa comunidad.  Los elementos comunes, donde supuestamente el propietario de la Unidad desea poner un artículo religioso, son la responsabilidad de la Asociación respecto a mantenimiento, reparación, y sustitución o reemplazo.   Independientemente de esa responsabilidad, la Asociación no puede prohibir que se ponga un artículo religioso en los elementos comunes.    El derecho de un propietario de unidad de poner un artículo religioso, por ejemplo, en el marco de la puerta exterior de su unidad, se encuentra en los estatutos.   Este derecho es considerado un ajuste razonable como renuncia a o exención de la prohibición de alteraciones a elementos comunes en los documentos rectores.    

Por otra parte, en el caso de una Asociación de Propietarios (HOA), la propiedad inmediatamente al lado de una vivienda usualmente es propiedad del propietario, por supuesto dependiendo del estudio de la parcela.    Pero, asumiendo que el jardín o patio delantero es propiedad del dueño así como su obligación de mantenerlo, la Asociación no puede prohibir que se ponga, por ejemplo, una estatua religiosa o una bandera en el patio delantero independientemente de cualquier convenio, restricción, reglas o requisitos de la Asociación.    Este derecho está protegido por los estatutos aplicables que gobiernan a las asociaciones de propietarios.

Es meritorio aclarar que en ambos marcos de condominio y Asociación de propietarios, existen limitaciones en el tamaño de los artículos religiosos y/o banderas que se desplieguen.


MARILYN:

De niña recuerdo las visitas a familiares y amigos que orgullosamente volaban sus banderas Cubanas, o tenían estatuas de San Lázaro, Santa Bárbara o la Caridad de Cobre en sus jardines.    Nunca pensé nada al respecto y la verdad es que estos hogares no eran Condos, townhouses, o comunidades residenciales con asociaciones.   En estas circunstancias el dueño realmente era considerado “El Rey de su Castillo”, y sus creencias y herencia podían libremente exhibirse sin preocupación.

No obstante, el análisis de Martica es correcto.    La Legislatura de la Florida ha puesto limitaciones a los dueños en comunidades sobre las exhibiciones de artículos religiosos y banderas que pueden desplegar independientemente de cuan impopulares sean.    Un dueño que vive en una comunidad debe recordar que él/ella acordó ceder algunos de sus derechos, y debe seguir los reglamentos de la Asociación que por su parte también debe cumplir con la ley de la Florida aunque alguien pueda considerar que es éticamente o moralmente erróneo limitar a una persona su habilidad de practicar su fe o apoyar a su país a través de despliegues públicos.
   




8 de abril de 2015

¿Vive usted en una comunidad que no acepta mascotas? Si es así… ¿Su Junta hace cumplir las restricciones de manera uniforme? (Primera Parte)

La mayoría de las asociaciones de comunidad contienen algún tipo de restricción en sus Documentos Rectores.   Algunas asociaciones prohíben todo tipo de mascotas.   Otras limitan el tipo, número y/o tamaño de las mascotas que los propietarios pueden tener en sus unidades.   Y otras asociaciones permiten mascotas, pero solamente en ciertas localidades de la comunidad.

De vez en cuando, los propietarios solicitan o hasta compran mascotas en violación de las restricciones.

  • ¿Qué sucede si un propietario solicita una mascota como “modificación razonable” por su presunta discapacidad?
  • ¿Cómo puede determinar la Junta si debe permitir a ese animal en su comunidad?
  •  ¿Cómo puede la Junta evaluar la petición?
A pesar de la prohibición de los Documentos Rectores, un propietario puede tener derecho de mantener a un “animal de servicio” o un “animal de apoyo emocional” bajo ciertas circunstancias.

El primer paso es determinar si la persona que hace la petición esta discapacitada según se define esa palabra bajo FHA:

Bajo el Estatuto Federal 42 USC 3602(h) y F.S 760.22 (7) discapacidad es definido como (1) un impedimento físico o mental que limita substancialmente una o más actividades mayores en la vida de una persona, (2) un record de tener dicho impedimento, por ejemplo: recibe beneficios del seguro social por discapacidad, ó (3) es considerado como que tiene ese impedimento.

La discriminación en base de un impedimento en el marco de un Condo o HOA incluye: Rechazo de modificar las reglas, políticas, prácticas o servicios, cuando dichas modificaciones pueden ser necesarias para ofrecer a la persona la igualdad de oportunidad de usar y disfrutar la vivienda.

Asuntos sobre discapacidades visibles o no visibles será nuestro tema en la segunda parte de este artículo.



1 de abril de 2015

MRTA - ¿Deberán preocuparse los Condos por MRTA? (Quinta Parte)

El título de propiedad de cada unidad hace referencia específica a la Declaración de Condominio del edificio por libro y número de página o nombre de la plataforma registrada en el libro oficial de archivos.    MRTA establece que esta referencia específica es suficiente para los pactos establecidos en la declaración del condominio para aparecer dentro de la cadena de titulo para cada unidad cada vez que la misma es vendida de manera que la extinción nunca puede ocurrir.

Lo mismo no puede decirse de la Declaración de Asociación Maestra de Condominio o incluso una Asociación Maestra. Estos convenios suelen estar sujetos a la extinción por MRTA porque carecen de la especificidad establecida en §712.03.